un espacio para comunicar sonrisas a través de la intervención social

… y respirar.

Fuente: garabateandosonrisas

Fuente: garabateandosonrisas

Coger aire, sentir cómo se llenan de oxígeno los pulmones y expulsar el dióxido de carbono. En una aparentemente sencilla acción todo nuestro organismo ha participado… eso es respirar.

Respirar es algo que todos hacemos sin darnos cuenta, sin prestarle mucha atención, excepto si estamos realizando un ejercicio físico o… cuando necesitamos descansar o desbloquearnos. Es en este último aspecto en el que me quiero centrar: cuando “necesito un respiro.”

A veces los pensamientos se agolpan en la cabeza,  esos pensamientos nos generan un sentimiento de agobio y malestar, reconocer esos sentimientos son el primero paso… el segundo es gestionar esa emoción. Una estrategia para la gestión de las emociones es la respiración.

Tomarme un respiro es respirar y que parezca que recobre la energía. Un entorno para mí ideal donde tomarme un respiro es un escenario natural (parque, monte, río…), una zona alejada del ruido, tranquila y solitaria. Sentada sobre una piedra o en contacto directo con la tierra. Sintiendo el sol y el aire en la piel. Si cierras los ojos puedes concentrarte y escuchar el sonido del aire… poco más. La respiración se hace lenta, rítmica. Es una respiración profunda, casi como un suspiro prolongado durante el cual descargamos nuestras tensiones. Esa respiración, por lo menos a mí, me ayuda a relajarme.

Después me gusta sumarle un paseo durante el cual sentir mi respiración. Parece que el tiempo también se relaja y todo se mueve más despacio… es una forma de aclarar las ideas que se revolucionan en la cabeza, de poner cada cosa en su lugar. Respiramos y los problemas se relativizan, por su puesto que no desaparecen, pero nosotros nos sentimos distintos, han variado nuestras emociones, y por lo tanto la disposición para enfrentarlos y tomar decisiones.

Y es que el mundo de la gestión de las emociones es apasionante… 

 

En el reportaje hay unas palabras de Elsa Punset que me emocionan: “Llegamos al mundo llenos de curiosidad y dotados de las emociones que nos ayudan a conectar con los demás y a descubrir el mundo. Cuando somos niños nos guía esta pasión por vivir”.

Cuando me “tomo un respiro” consigo recuperar esa conexión con las emociones positivas que como se dice en el reportaje “son los grandes patrones emocionales que nos rigen: la capacidad de amar y la curiosidad” y todo se refleja en una sencilla sonrisa.

Así que a sonreír… y respirar.

2 Comentarios

  1. isidro cristobal isidro cristobal
    13 junio, 2014    

    buenas tardes muy buenos consejos gracias pilar ,no te se olvide sonreir

    • Pilar Romanillos Pilar Romanillos
      19 junio, 2014    

      Gracias por tus palabras Isidro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Transforma tus líos…

«Todos los líos que tengas en la cabeza... pueden transformarse en positivo».

sigue el blog por e-mail

Garabatos de Diseño Social

Compromiso Social

Cooperante 2.0 Acción Contra el Hambre


Que l@s Niñ@s con cáncer no pierdan la SONRISA

¿Quieres conocer sus historias?

Por unos Servicios Sociales para tod@s


valora este blog

Los blogs de la educación social

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Las imágenes que aparecen en el espacio web han sido diseñadas by MªPilar Romanillos o por los/as colaboradores/as de garabateandosonrisas.com.