un espacio para comunicar sonrisas a través de la intervención social

Pequeños detalles

Detalles1

Fuente: garabateandosonrisas

La semana pasada acudí a una muestra de actividades extraescolares, participaban alumnos/as de infantil y primaria de un centro escolar. Los pequeños/as estuvieron magníficos, superaron sus nervios por verse en un escenario y mostraron ilusionados todo su arte en el mismo. Estar en esta muestra como espectadora, al otro lado, se me hizo extraño, porque me costaba apagar mi “chip profesional” y dejar de buscar detalles que yo cambiaría o añadiría en la realización de la muestra.

Desarrollar actividades, dentro del ámbito de la educación no formal, ha sido una de las funciones que he desarrollado siempre con mucha motivación. He realizado actividades en primera persona, siendo la ejecutora de las mismas, pero también como organizadora y coordinadora del equipo que las implementaba. Lo que más me motivaba era pensar en la satisfacción de las personas que iban a participar en la actividad.

Las actividades que pueden realizarse dentro de la Educación No Formal son muy variadas, al igual que los criterios de clasificación de las mismas, en función de si atendemos a los ámbitos de aplicación, los contenidos de la actividad, las características de las instituciones promotoras… Pero independientemente del tipo de actividad (cultural, deportiva, artística, lúdica…) quiero hacer incidencia en la Metodología a la hora de llevarlas a la práctica.

Jaume Trilla, catedrático de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona, realiza una clasificación de tres Modelos Pedagógicos Genéricos: la pedagogía del proyecto, la pedagogía de la actividad y la pedagogía del resultado. Extraigo un resumen de su magnífica exposición de las mismas [ Trilla, J. (1999). “Tres pedagogías del Ocio y una más”. Educación social. Revista de Intervención Socioeducativa, 11, pp 54-72] :

  • La Pedagogía del Proyecto:  que se caracteriza por la importancia del grupo y las relaciones personales, la existencia de un proyecto compartido, y la participación en la creación y gestión del proyecto.
  • La Pedagogía de la Actividad: entre sus características encontramos la importancia de la actividad en si misma. En este caso estamos hablando del sujeto como “usuario” o “destinatario” de la actividad. Son los recursos los que definen la actividad y generan al grupo. En este caso el usuario puede escoger entre un tipo u otro de actividad (por ejemplo: entre un taller de abalorios o de malabares).
  • La Pedagogía del Resultado: dentro de este modelo encontramos las actividades de los grupos de teatro, danza… en general los surgidos en torno a una afición. Este modelo se centra en el aprendizaje activo y la mejora del contenido de una especialidad concreta. En esta pedagogía el sujeto se convierte en actor protagonista.

Los tres modelos los he puesto en práctica en mi labor profesional, ya que son compatibles, cada modelo se utilizará en función del contexto, los objetivos planteados, los destinatarios, las necesidades concretas y los recursos con los que cuentas. Pero está claro, es el primero de ellos, la Pedagogía del Proyecto por el que apuestoEs el que más trabajo educativo conlleva, porque exige un alto grado de implicación y compromiso tanto por parte del educador como por parte de los/as participantes. Dentro de este modelo dejamos de ser gestores de actividades y pasamos a ser facilitadores, se crean vínculos y compartimos la responsabilidad del resultado con los/as participantes que se convierten en protagonistas activos. Es a través de esta pedagogía cuando se establece la relación de confianza, base de la estructura general de la actividad a desarrollar. Es el modelo que supone más tiempo, y cuyo resultado es a largo plazo, por lo que muchas veces es el que menos se promueve desde las instituciones. También es el modelo más duro y de más esfuerzo, y a su vez, el que más satisfacciones aporta. 

Fuente: garabateandosonrisas

Fuente: garabateandosonrisas

Pero, independientemente del modelo que apliquemos, y especialmente si utilizamos el modelo de Pedagogía de la Actividad, hay “detalles” que debemos siempre cuidar, porque en definitiva son las personas (niños/as, jóvenes, adultos,…) con quienes y para quienes estamos desarrollando nuestro trabajo.

 

Me refiero a esos “pequeños detalles” que marcan la verdadera diferencia en una intervención:

  • “pequeños detalles” como el adecuado uso de los horarios: la llegada con tiempo suficiente para preparar con mimo la actividad, dedicar un tiempo a presentarse y conocer a los/as participantes, ser flexible durante la el transcurso de la actividad, aprovechar el tiempo final para recoger las impresiones de los/as participantes a través de una evaluación más o menos formal…
  • “pequeños detalles” como el cuidado en los materiales y recursos de una actividad: limpieza, orden, disposición de los materiales… La vestimenta del educador acorde con la actividad. Los complementos como: una presentación atractiva multimedia, música de fondo, reparto de panfletos explicativos de la actividad, fotografía grupal de los/as participantes… En general todo aquello que nos ayude a crear una “ambientación” de la actividad que generará un valor añadido a la misma.
  • “pequeños detalles” como una cuidada presentación de los grupos participantes en un evento, dándoles protagonismo, facilitando su entrada y salida del escenario, recompensando su esfuerzo y animando a los asistentes al acto para que lo valoren.
  • En fin… “pequeños detalles”, seguro que a vosotros también se os ocurren más.

Y luego están esos otros “pequeños detalles”, tan pequeños, que ni siquiera quien los realiza se da cuenta de ellos, pero ¡tan importantes!: la amabilidad, la paciencia, el humor, la mirada, la sonrisa … en definitiva la atención antes, durante y después de la intervención, por muy puntual que sea, a todos y cada uno de los/as participantes en la actividad.

“Pequeños detalles” que tendrán su recompensa, porque ¿a quién no le gusta que le traten con detalle?

4 Comentarios

  1. isidro cristobal isidro cristobal
    8 mayo, 2014    

    buenos días pilar muy buenos comentarios,buenos consejos, eres genial,saludos cordiales,y gracias por compartir

    • Pilar Romanillos Pilar Romanillos
      8 mayo, 2014    

      Buen día Isidro, gracias por tus palabras, por colaborar y por compartir.¡Saludos!

  2. 4 abril, 2014    

    Hola !
    Me ha gustado mucho tu post! Comparto totalmente las ideas que expones, el rol actual del docente dista mucho de ser meramente transmisor de conocimientos (que también). El docente /profesor en definitiva debe ser un FACILITADOR del APRENDIZAJE, un experto en crear ambientes, situaciones, motivación, interés para que el aprendizaje sea significativo en cada una de las personas, con sus detalles intrínsecos… ¡menudo reto!
    La vanguardia educativa pasa por uno de estos tres tipos, con metodologías acitvas:
    Trabajo en proyectos, aprendizaje cooperativo, aprendizaje por semejantes y comunidad.
    En el aprendizaje colaborativo un gran referente nacional es David Durán de la UAB, lo recomiendo.
    La vida al final son los detalles… ¡qué poder tiene una SONRISA!
    Saludos !!!

    • Pilar Romanillos Pilar Romanillos
      6 abril, 2014    

      Hola Manuel,comparto tus palabras, y espero que sigamos avanzando en ese sentido. Gran recomendación acercarnos más al aprendizaje colaborativo . Muchas gracias por tu comentario, uno de los detalles más importantes para mi con este blog: vuestra participación. Un saludo y una sonrisa :-) que no falte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Transforma tus líos…

«Todos los líos que tengas en la cabeza... pueden transformarse en positivo».

sigue el blog por e-mail

Garabatos de Diseño Social

Compromiso Social

Cooperante 2.0 Acción Contra el Hambre


Que l@s Niñ@s con cáncer no pierdan la SONRISA

¿Quieres conocer sus historias?

Por unos Servicios Sociales para tod@s


valora este blog

Los blogs de la educación social

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Las imágenes que aparecen en el espacio web han sido diseñadas by MªPilar Romanillos o por los/as colaboradores/as de garabateandosonrisas.com.